Pàgines

divendres, 5 d’octubre de 2012

La explotación forestal enfrenta a tribus indígenas


Dos comunidades indígenas de la Amazonía ecuatoriana,  los Tigüino y los Tagaeri, se han enzarzado en una batalla que ha terminado con casi 60 tagaeri fallecidos según la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE).
Mujer Tagaeri. Fuente: Sulekha
 
 




 
El gobernador Antonio Ramírez Serrano, el fiscal Gabriel Moratini del Nido y el jefe de Policía de la provincia de Pastaza Vicente Asevedo Ruíz, intentaron ayer introducirse en helicóptero a la comunidad Huaorani para investigar los hechos sin éxito.
La etnia Huaorani está compuesta por diversos pueblos, entre ellos, los protagonistas de la desgracia.  Este suceso es remarcable puesto que es la primera vez que se da un enfrentamiento de estas características entre tribus de la misma familia.
El presidente de la Organización de la Nacionalidad Huaorani de la Amazonía Ecuatoriana (ONHAE), Armando Boya, difundió la noticia. Boya responsabiliza de lo ocurrido a las empresas madereras del sector, interesadas en ampliar su área de intervención forestal  en la reserva Tagaeri, cosa que no gustó a los indígenas y atacaron los mercenarios. La reserva tagaeri, situada en el Parque Yasuní, es una zona de gran biodiversidad protegida por el propio gobierno ecuatoriano.
 

Se dice que este mismo grupo indígena ya mató hace años a Antonio Labacca, después de aterrizar su helicóptero en la zona y tras meses de aproximaciones amistosas.

Esta hipótesis sobre el impacto terrible de la explotación del hombre en la zona también es defendida por la Asociación de Mujeres Waorani de la Amazonía Ecuatoriana (AMWAE) y añade que “si no se para, vendrán más muertes”.

Hoy la comisión formada por el gobernador, el fiscal y el jefe de Policía van a hacer una segunda tentativa.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada